Desorientación en Sevilla

Esta mañana he llegado a Sevilla. Había estado antes un par de veces. Pero siempre de paso (hacia Extremadura la primera vez, hacia Granada la segunda). Conozco muy poco la ciudad. Cuando llegas a una ciudad que no conoces te faltan referentes, es fácil desorientarte. Si la ciudad tiene mar para mí es mucho más fácil, vivo en una población costera y el mar es un elemento de orientación importante. Las ciudades con río son más difíciles.
Beli (por “Belinda”) me viene a buscar de parte del Festival al aeropuerto y me lleva en coche al Hotel. Comenta que hay muchas obras en la ciudad (y vaya si hay!). Me instalo y luego salgo a comer. Después voy a dar una vuelta. Hasta las seis de la tarde no hemos quedado en el caS.

Rotulo desorientación sevillana

Voy hasta los Alcázares Reales porqué tengo una cuenta pendiente con sus jardines. Los ví un día lluvioso de agosto, además con el tiempo justo porqué cerraban. Quiero entrar en el laberinto, recorrer su estructura de setos y ver el esquema grabado en piedra que no ví la otra vez.
Una flecha en un portal señala “Alcázares” hacia la derecha. Decido ir para la izquierda y rodearlos. Entro en la parte abierta de los Alcázares y por un callejón estrecho salgo hacia el entramado de callejuelas que lo rodean. Llevan nombres como “Agua” o “Pimienta”. Tomo fotos de algunos nombres de calles por si puedo componer la palabra “desorientación” con las letras características de los rótulos sevillanos. Luego cruzo los jardines Murillo y recorro la calle Fernando en obras. Entre las losas de piedra a medio poner asoma la tierra amarilla junto a los tubos de plástico rojo para el cableado. Al final llego a la puerta cerrada de los jardines (a pocos metros del cartel de la flecha). Cierran el domingo por la tarde. También el lunes.
Me he sentado a escribir en la pequeña plaza Santa Marta (lo de “Marta” se intuye, tapado por las hojas de un arbusto). Es una plaza tranquila y en sombra. Con una sola entrada bajo un arco. Rodeada de naranjos, con una cruz de mármol en el centro. Los turistas y curiosos entran y sacan unas fotos. En seguida se van. Algunos se sientan unos minutos. Como una pareja de mediana edad o una família con dos hijas, una de nombre Marta, como la Plaza.
– ¿Te ha gustado tu plaza?
– Sí, ¿ya nos vamos?
– Sí nos vamos ya.
– Pero luego volvemos ¿vale?
Otros vienen buscádola. “Debe ser la plaza que dice Luís” o “No me habré sentado de veces yo aquí con tu hermano”. Y, hablando por el móbil, “estamos aquí, en la plaza en la que hay seis naranjos y un cruzero”.
Llegan, están más o menos rato y luego se van. El ambiente me recuerda a la barcelonesa plaza de Sant Felip Neri. También es una plaza recogida, también se puede llegar bajo un arco, y transmite un ambiente similar.
Yo tenía esa plaza en mente cuando escribí el cuento “Hostes a l’illa“, imaginando el tipo de ambiente que se respiraría en los nodos-plazoleta clónicos del laberinto “Flor de Dèdal”. Pero bien podría ser esta plaza Santa Marta de Sevilla. O quizás un híbrido de ambas.
Huele a naranjas y azahar. Las voces de la calle Mateos Gago llegan aquí amortecidas. Busco la plaza en el mapa que me han dado en el Hotel pero no aparece.

Plaza Santa Marta - Sevilla - marzo 2007

De vuelta hacia el Hotel me pierdo varias veces. Intento interpretar el mapa pero no sé si mirarlo del derecho o al revés. Mi intuición falla. Cuando encuentro una calle que buscaba dudo y muchas veces la tomo en la dirección equivocada. Hasta que reconozco algunos sitios por dónde he pasado, cosas en las que me he fijado. Pero aún son pocas. Conforme vaya pasando por estas calles las referencias se irán acumulando y será más difícil que me desoriente. De momento tengo desorientación de sobra. Tardo más de vuelta que en la ida.

Anuncios

Una respuesta a Desorientación en Sevilla

  1. Nono dice:

    Bienvenido a Sevilla. Tardé años en encontrar esta plaza, a los visitantes y amigos que vienen por primera vez a Sevilla les enseño este lugar, siempre a la sombra, en silencio, fresca incluso en pleno agosto. Un lugar sin salida, un lugar para estar y desconetar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: